NOTICIAS DESTACADAS

Marketing por correo electrónico y boletines informativos: ventajas y desventajas

Cuando hablamos de newsletters, o DEM (Direct Email Marketing), nos referimos a un mensaje que adopta el correo electrónico para ser enviado a una lista de direcciones de email.

Frecuentemente, el contenido de un boletín es promocional: se promociona un producto, un servicio o un evento. Pero cada vez más a menudo también contiene mensajes de información.

Pero la pregunta concreta es ¿puede un boletín realmente hacer despegar su negocio? El marketing por correo electrónico puede generar interesantes fenómenos de interacción al crear una relación de confianza con su público objetivo.

Veamos algunas ventajas del marketing por correo electrónico:

  • Podemos comunicar nuevos contenidos o el lanzamiento de un nuevo producto.
  • A través de un boletín podemos obtener acceso constante a nuestro sitio web.
  • Con el boletín podemos tener un control total sobre el mensaje (a diferencia de lo que puede suceder en el entorno “social” donde el control sobre lo que nos rodea es limitado o nulo).
  • Nos permite fortalecer la imagen de nuestra marca o nuestro producto entre nuestros clientes potenciales de manera continua, con el fin de inducir a los usuarios a realizar una conversión en nuestro sitio.
  • Podemos evaluar fácilmente la retroalimentación y el resultado de cada campaña.

 

También debemos tener en cuenta algunas desventajas del marketing por correo electrónico:

  • Bases de datos: Comprar bases de datos de direcciones de correo electrónico empaquetadas de empresas que las comercializan puede no ser la opción correcta y, por otro lado, crear una lista de contactos puede llevar mucho tiempo e inversión financiera.
  • Spam: La cantidad de mensajes ilegítimos intercambiados cada día es impresionante (alrededor del 50% del total). Los distintos clientes y servidores de correo, y los propios usuarios, han adoptado filtros anti-spam agresivos que a menudo resultan en que incluso el correo legítimo termine en correo basura.
  • Efectividad: siendo considerado por muchos como una herramienta “inflada”, para poder crear un boletín eficaz debemos dedicar mucho tiempo y recursos a crear un mensaje que sea verdaderamente interesante para nuestros lectores.

Conclusiones:

En el pasado, las empresas utilizaban los boletines exclusivamente para enviar sus comunicaciones promocionando un producto o servicio, no buscaban el diálogo con el consumidor, sino que intentaban incentivarlo a comprar.

Incluso hoy el objetivo es vender, pero las empresas han entendido que es importante interceptar una necesidad y dar respuesta y solución en tiempo real.

Con la premisa de que es necesario conocer en profundidad a nuestro público objetivo, los contenidos de nuestros boletines deben dar respuesta a problemas concretos , dar información no disponible a través de otros canales, ser cautivadores y, en general, aportar beneficios reales al lector .

El envío de mensajes exclusivamente comerciales representa una oportunidad perdida de hablar con nuestros clientes, así como un motivo de cancelación.

Escribir un boletín de noticias realmente eficaz puede ser muy difícil, especialmente si lo comparamos con la inmediatez de otras herramientas de marketing web. Es mucho más fácil para un usuario interactuar en una página de Facebook o decidir convertirse en un “seguidor” de una cuenta de Twitter, en lugar de suscribirse a un boletín. Se cree ampliamente que los correos electrónicos, como herramienta de actualización, son una herramienta antigua, obsoleta y muy a menudo molesta.

Si estamos convencidos de poner en marcha el canal de email marketing en nuestra empresa, debemos tener siempre presente qué es un newsletter, o qué debe ser y qué función puede desempeñar en nuestra relación con nuestros contactos.

El marketing por correo electrónico aún no ha muerto, pero para ser eficaz debe “crecer” junto con nuestra empresa.

Abrir chat
1
Hola, si necesitas algo estamos aquí..
Hola, si necesitas algo estamos por aquí para charlas por WhatsApp, no te quedes con la duda...